Está usted en:Autónomos / Contingencias Profesionales / ¿Qué hacer en caso de....?

¿Qué hacer en caso de....?

Si un trabajador ha sufrido un Accidente de Trabajo que le ha provocado una lesión corporal, deberá solicitar Asistencia Médica en cualquiera de nuestros centros asistenciales, no siendo necesaria cita previa. Si desconoce cuál es el centro más cercano puede contactar con Mutua Gallega, consultar la Red de Centros en nuestra página web o llamar a la línea asistencial 24 horas (900 825 525).
El trabajador deberá aportar el Talón de Solicitud de Asistencia Médica, un documento identificativo (DNI, tarjeta sanitaria,…) y los informes médicos o documentación relativa al caso que posea.
Los profesionales sanitarios valorarán al trabajador y responderán a todas las dudas relativas tanto a su proceso como a los siguientes pasos a seguir.

 
¿QUE HACER EN CASO DE ACCIDENTE DE TRABAJO - RETA?
 
En relación con los trabajadores incluidos en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomo que hayan optado bien voluntariamente, bien por imperativo legal (trabajador autónomo económicamente dependiente TRADE  o trabajadores que desarrollan actividades que presentan un mayor riesgo de siniestralidad (Ley 20/2007 Estatuto Trabajador Autónomo) por la cobertura de las contingencias profesionales (accidente de trabajo y enfermedad profesional) se exponen a continuación los pasos a seguir ante un supuesto accidente de trabajo,  todo ello encaminado a conseguir la adecuada atención al accidentado y su pronta recuperación.

Solicitar Asistencia Médica:
  1. En casos de urgencia vital, accidentes graves o muy graves llame a la línea asistencial 24 horas 900 825 525 (Este servicio telefónico dispone de un Call Center Medicalizado, con un equipo de profesionales sanitarios que atiende y gestiona las urgencias médicas por accidente de trabajo y enfermedad profesional, tanto en España como en el extranjero. Para solicitar asistencia desde el extranjero deberá contactar a través del número + 34 881 81 74 70 o contactar inmediatamente con el Servicio Público de Atención Sanitaria de Urgencias de su zona (061, 112 o similar). Pasada la urgencia, una vez que el trabajador haya sido atendido, deberá ponerse en contacto a la mayor brevedad posible con mutua gallega con el fin de que le indiquemos los pasos a seguir.
  2. En los casos restantes, accidentes leves o cuando el trabajador no requiera asistencia urgente, y siempre con el fin de agilizar la atención al accidentado, acuda al centro asistencial de mutua gallega o concertado más próximo al lugar del accidente, donde encontrará personal especializado en la atención de urgencias derivadas de accidente de trabajo . En caso de que desconozca su ubicación puede llamar a la línea asistencial 24 horas 900 825 525 o consultar nuestra página web (  red de centros).

La persona accidentada debe acudir al centro asistencial portando algún documento que lo identifique (DNI, tarjeta sanitaria,…). En caso de que no estuviera en condiciones de expresarse o lo haga con dificultad será conveniente que acuda acompañado de otra persona.

Para el caso que haya sido atendido previamente en un centro sanitario no incluido en nuestra red asistencial, deberá aportar toda la documentación médica relacionada con el caso.

Señalaremos a continuación una serie de particularidades relacionadas con el concepto de accidente de trabajo en este régimen especial que conveniente conocer, prestando atención a las diferencias existentes entre el autónomo convencional y el TRADE:
 
Autónomo convencional: el concepto de accidente de trabajo recogido en el Art. 3 del RD 1273/2003  “Se entenderá como accidente de trabajo del trabajador autónomo el ocurrido como consecuencia directa e inmediata del trabajo que realiza por su propia cuenta y que determina su inclusión en el campo de aplicación del régimen especial…” es mucho más restrictivo que el que se estableció para el régimen general (Art. 115 LGSS), excluyendo la consideración como accidente de trabajo de los accidentes In Itínere y exigiendo que sea el trabajador, en relación a las lesiones sufridas en tiempo y lugar de trabajo, el que pruebe la conexión de las mismas con el trabajo (no presunción de laboralidad).
 
Autónomo TRADE:  Tendrán la consideración de trabajadores autónomos económicamente dependientes según establece el Art. 11 del Estatuto del Trabajador Autónomo “… aquellos que realizan una actividad económica o profesional a título lucrativo y de forma habitual, personal, directa y predominante para una persona física o jurídica, denominada cliente, del que dependen económicamente por percibir de él, al menos, el 75 % de sus ingresos por rendimientos de trabajo y de actividades económicas o profesionales…”,  siendo definido el concepto de accidente de trabajo de este tipo de trabajadores en el Art. 26 del mismo texto legal “…se entenderá por accidente de trabajo toda lesión corporal del trabajador autónomo económicamente dependiente que sufra con ocasión o por consecuencia de la actividad profesional, considerándose también accidente de trabajo el que sufra el trabajador al ir o volver del lugar de la prestación de la actividad, o por causa o consecuencia de la misma…”.

Nos encontramos ante un concepto de accidente de trabajo menos restrictivo que el establecido para el autónomo convencional, acercándolo en mayor medida, al concepto de accidente del régimen general e incluyendo, como hecho destacado, el accidente de trabajo In Itínere.  Este concepto de accidente viene marcado por la existencia de la figura del “cliente”, el cual, en cierta medida, podríamos equiparar con la figura del empresario. Por ello, cuando el accidente se produzca realizando trabajos para éste, será preceptivo que el autónomo aporte talón de solicitud de asistencia médica firmado por dicho cliente o cualquier otro documento en el que se describa de forma detallada lo ocurrido. 
Una vez prestada la asistencia sanitaria, el trabajador podrá encontrarse en una de estas situaciones:
  1. Que nos encontremos ante una contingencia común. En ese caso se le entregará el informe médico correspondiente y se le remitirá al Servicio Público de Salud.
  2. Que nos encontremos ante un accidente de trabajo. Esta calificación podrá dar lugar a dos situaciones:
    a) El trabajador no causa Baja Médica. Esto ocurre cuando el trabajador sólo falta al trabajo el día del accidente, sin necesitar baja médica. En estos casos se le entregará el parte de asistencia sin baja. 
    b) El trabajador causa Baja Médica: Se produce cuando tras la asistencia sanitaria el trabajador no puede continuar con su actividad laboral y necesita asistencia sanitaria. En este caso se le expedirá el correspondiente parte médico de baja.

 
Comunicaciones: 
  1. Accidentes Sin Baja: El trabajador deberá tramitar la relación de accidentes de   trabajo ocurridos sin baja médica dentro de los primeros 5 días hábiles del mes siguiente al accidente.
  2. Accidente Con Baja: El trabajador deberá tramitar el parte de accidente de trabajo dentro del plazo máximo de los 5 días hábiles contados a partir de la fecha en que se produjo el accidente o desde la fecha de la baja médica.
     
En ambos casos la comunicación se efectuará a través del Sistema de Declaración Electrónica de Accidentes de trabajo Delt@. Además, los accidentes graves, muy graves o mortales, o aquellos que afecten a más de 4 trabajadores, deberán ser comunicados a la autoridad laboral de la provincia donde haya ocurrido el accidente en el plazo de 24 Horas. La comunicación contendrá: nombre, domicilio y teléfono del trabajador autónomo, nombre de los accidentados y la descripción del accidente, así como el lugar donde ocurrió. 
 
Para realizar dicha comunicación se podrá utilizar el Sistema de Declaración electrónica de Accidentes de Trabajo. 
 
Esta comunicación No será necesaria cuando se trate de un accidente “in Itínere” (TRADE).
 
En caso de que el trabajador no cumpla con su obligación de comunicar a la autoridad laboral los accidentes de trabajo dentro de los plazos establecidos podrá dar lugar a la imposición de SANCIONES por la Inspección de Trabajo y Asuntos Sociales (RDLeg. 5/2000 LISOS).
 
Asimismo, el trabajador autónomo, tendrá obligación de presentar en la mutua la declaración de situación de actividad dentro de los quince días siguientes a la baja médica (Resolución de 4 de febrero de 2004 del INSS sobre cumplimiento por los trabajadores por cuenta propia de la obligación establecida en el párrafo segundo del Art. 12 del RD. 1273/2003 de 10 de octubre).


Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. | OK